martes, 27 de diciembre de 2016

Reseña: El ojo desnudo

Hace unos días asistimos a la presentación en Sevilla del libro "El ojo desnudo" de Antonio Martínez Ron. El anuncio de la presentación indicaba que habría firma de ejemplares y, luego, charla de Antonio. Como aún no teníamos el libro pensamos que era una buena ocasión para adquirirlo y, de paso, tenerlo firmado por el autor.
La tarde de la presentación la lluvia hizo acto de presencia y probablemente provocó que la afluencia de público fuese menos multitudinaria que la última vez que Antonio dio una charla en "BuleBar" pero eso nos permitió disfrutar un poco más de la misma a los que no nos gustan las bullas. De la charla no vamos a contar nada. Si queréis disfrutar de ella tenéis disponible el enlace al final de la entrada. Lo que sí vamos a hacer es una breve reseña del libro que, esperamos, os anime a leerlo.


Para quien no lo conozca, Antonio Martínez Ron pertenece a esa especie en peligro de extinción en España que son los periodistas especializados en ciencia. Se define a sí mismo como periodista y divulgador científico, ha trabajado en numerosos medios de comunicación y fue uno de los creadores del portal de divulgación más importante en lengua castellana: Naukas. Es autor del blog Fogonazos y del podcast Catástrofe Ultravioleta
Podéis encontrar un resumen de su trabajo aquí.
En la red del pajarraco es conocido como @aberron, nombre que, creo recordar, proviene de otra de sus pasiones: el baloncesto.
Pero nos estamos desviando, que aquí hemos venido a hablar de su libro. 
Para empezar diremos que el libro engaña. Uno lee el título y se espera un libro que hable sobre óptica, luz, ojos y cosas así, pero no. Se trata de una historia de la ciencia en toda regla, una estupenda historia de la ciencia narrada, de manera ágil y entretenida, por un buen comunicador. 
Con la excusa de responder a la pregunta de una niña curiosa, Antonio hace un recorrido desde los primeros seres que miraron al cielo hasta la detección de las ondas gravitacionales, con la misma curiosidad y pasión que tienen los niños pequeños por lo que les rodea. 
Siguiendo el rastro de los ojos de John Dalton y de sus trabajos sobre la visión, Antonio hace  de guía por el camino que el ser humano ha seguido para descubrir todo lo que hay a nuestro alrededor más allá de los que podemos ver con nuestros ojos. Desde lo más pequeño a los más grande, nada queda fuera de este recorrido. 
Y lo hace de una manera que atrapa al lector, enlazando las distintas historias que forman el libro al estilo de una película de esas con flashbacks al pasado que te mantienen en tensión todo el rato deseando saber que va a suceder. 
El paso por Orbita Laika queda patente en la descripción de los experimentos que propone a lo largo de todo el libro. Posiblemente todos los que hizo en el programa relacionados con la luz estén en el libro. 
Pero (siempre hay un pero) hay un par de cosas que nos han gustado menos del libro. Para empezar, no hay ni una sola fórmula mátemática. Ya sabemos que es un libro de divulgación, pero nos sigue sorprendiendo el miedo a expresar las cosas con matemáticas (es igual que el pánico a algo escrito en el idioma de Shakespeare). No hay que temer a las mates, una vez que las conoces un poquito, son buena gente.
El libro tiene una bibliografía de cinco páginas. Una de las primeras cosas que hicimos al tener el libro, ya firmado, en nuestras manos fue echarle un vistazo a la misma y nos llamó la atención que no apareciesen ni el "Óptica" de Newton ni el "Tratado de la luz" de Huygens. Tranquilos, aunque no estén en la bibliografía, sí están mencionados a lo largo del libro. Uno puede pensar que no existe una versión en castellano de los mismos, pero Antonio incluye referencias en inglés dentro de la bibliografía, por lo que puede que haya sido un "despiste" del autor. No se preocupen, en la entrada Breve historia de la luz pueden encontrar referencias a esos dos textos (Antonio, apúntalas para las siguientes ediciones del libro.) 
Otra cosa que hemos echado en falta es la descripción de lo que es un espectro. A pesar de haber un capítulo con ese título, no recordamos haber leído qué es un espectro. Hubiese estado bien incluir, junto con la imagen de las líneas espectrales dibujadas por Fraunhofer similar a esta:


 una imagen con un espectro de emisión como el del hidrógeno:




Es cierto que a lo largo del libro se hace referencia en muchas ocasiones a las líneas y los colores observados al hacer pasar la luz solar por prismas, pero no queda claro lo que es un espectro cuando una de las imágenes más sorprendentes que uno puede encontrarse es mirar por un espectroscopio (es fácil hacer uno casero) y ver las líneas de colores puros de cualquier espectro. 

A pesar de estos detalles, el libro es una maravilla. Una lectura que hará disfrutar a todos, tanto si son científicos y conocen algo de historia de la ciencia (nunca se conoce del todo y siempre hay algo que nos sorprende) como si no lo son. Incluso a aquellos que piensan que la ciencia no es para ellos (los que dicen "yo soy de letras") el libro no les dejará indiferentes, seguro.
Vamos a terminar haciendo un poquito de spoiler y hablando del final del libro. ¿Cómo acaba? ¿No se lo imaginan? Pues sí, acaba dejándole a uno con esa sensación de "quiero más". 

Léanlo y disfruten.

¡Hasta la próxima!



Para saber más:

- El ojo desnudo (2016). Antonio Martínez Ron. Editorial Crítica.


No hay comentarios :

Publicar un comentario